7 claves para controlar tus emociones

Decide tus emocionesLas emociones negativas, como la ira, la envidia o amargura, tienden a hacernos perder control, sobre todo inmediatamente después de que hayan sido provocados.

Con el tiempo, este tipo de emociones pueden crecer como maleza. ¿No conoces a gente que está constantemente enfadada u hostil? Ellos no nacieron así. Pero permitieron que ciertas emociones se convirtieran en sensaciones puras que surgen con demasiada frecuencia.

Existe una relación entre las emociones y la salud, y no debemos dejar que las primeras afecten a la segunda.

Así que, ¿cómo puedes evitar que este tipo de sentimientos incorrectos te absorban y logres controlar tus emociones bajo las más duras circunstancias? A continuación te dejamos estos pasos para  recuperar la racionalidad en cualquier situación difícil:

1. No reacciones de inmediato.

Una reacción inmediata a los desencadenantes emocionales puede ser un inmenso error. Te garantizamos que dirás o harás algo de lo que te arrepentirás más tarde. Antes de disparar el gatillo emocional, respira profundamente y estabiliza ese primer impulso abrumador. Continúa respirando profundamente durante cinco minutos, sintiendo como tus músculos se relajan y el ritmo cardíaco vuelva a la normalidad. A medida que estés más tranquilo, tu cabeza logrará pesar con más claridad y encontrará la respuesta adecuada.

 

2. Deja algunas cosas en manos del destino.

No tenemos que decidirlo todo, ni responsabilizarnos de todo. A veces solo hay que ser pacientes y esperar que la vida nos enseñé por si misma el camino a seguir. La intuición es a veces un arma poderosa para controlar tus emociones. Cuando estés cargado, cierra los ojos, imagina una solución positiva a tu problema, y ​​espera a que el universo ilumine el mejor camino a seguir.

 

3. Encuentra una salida saludable.

emocionesAhora que ya has conseguido controlar tus emociones, libéralas de un modo saludable. Las emociones nunca deben ser reprimidas. Llama o ve a alguien de tu confianza y habla de lo que te ha pasado.

Déjate cuidar, abrazar, descarga el peso en la persona que quiere sostenerte. Al escuchar una opinión distinta a la tuya amplías tu conciencia.

Mantén un diario y transfiere tus emociones al papel. Muchas personas encuentran útil practicar ejercicios como el kickboxing o las artes marciales para descargar sus sentimientos.

Otros meditan y cantan para volver a un estado de tranquilidad. Realiza cualquier actividad adecuada para ti con el fin de liberar a tu ser de sentimientos reprimidos.

 

4. Amplia tus horizontes.

Cada acontecimiento de nuestras vidas, nos parezca bueno o malo, tiene un propósito más alto. La sabiduría significa ser capaz de ver más allá del momento y discernir el auténtico significado de cualquier situación. Quizá no puedas entenderlo al principio, pero a medida que pasa el tiempo, comenzarás a ver el panorama completo en perfecto orden. Incluso en medio de un momento emocionalmente perturbador, la confianza sobre la existencia de un propósito final, se llega a comprender pronto.

 

5. Reemplaza tus pensamientos.

Los pensamientos negativos, crean ciclos de patrones francamente desaconsejables. Cada vez que te enfrentas a una emoción que te hace sentir o pensar algo malo, fuérzalo fuera de tu mente y reemplázalo con un pensamiento diferente. Imagina la resolución ideal para tu problema, piensa en alguien que te hace feliz o recuerda un acontecimiento que te haga sonreír. Decide tus emociones.

 

6. Perdona a tus disparadores emocionales.

Puedes sentir una repentina ola de ira cuando alguien “hace  lo que hace”, o una punzada de odio hacia ti mismo cuando te acuerdas de algo que podrías haber hecho de otra manera. Pero cuando perdonas, desasocias. Te desprendes del resentimiento, los celos o la ira persistentes dentro de ti. Permites que la gente sea lo que es sin la necesidad de esa escalada de tus emociones. A medida que perdonas, te disocias de los duros sentimientos unidos a tu ser.

 

7. Un recordatorio constante.

Las emociones surgen a través de nosotros en cada segundo del día. Pero a menudo respondemos con malas acciones cuando los sentimientos equivocados se filtran a través de nuestra mente sin restricciones. Para evitar la quemadura de actuar durante un recrudecimiento emocional, trata de recordar estos puntos simples para calmar tu espíritu elevado y controlar tus emociones.

Cuando el momento haya pasado agradecerás haber sido consciente.

flechas-rojas2b

Decide tus emociones

Click en la imagen

 

Otros usuarios también se interesaron en estos artículos:

Author: Anabel

Terapeuta Holística, escritora, eterna estudiante. Mi pasión es hacer llegar al mayor número de personas posible, la oportunidad de vivir y morir sanos, satisfechos y realizados, a través de una forma de vida natural, desde la consciencia, desde el conocimiento de uno mismo, de su entorno y de sus posibilidades. Creo que la prosperidad es holística y que es posible. Y creer es crear. El Agua de Mar, la Libertad Financiera y la Nueva Medicina Germánica, son ahora mis prioridades. Anabel DdC en CuidoDeMi.com

Share This Post On

Deja un comentario

Share This
A %d blogueros les gusta esto: