Bajar de peso con agua de mar

Mi experiencia con el agua de mar: 

Los que nos seguís de tiempo, ya sabéis que no recomendamos nada que no hayamos probado y/o comprobado personalmente o en colegas de confianza, que realmente ofrece los resultados que promete, y con el agua de mar no iba a ser menos…

Probé el agua de mar por primera vez hace unos 8 años, seducida por toda la información que pude recopilar respecto a sus beneficios… comprobé que me sentaba bien y que no me causaba ningún efecto secundario adverso. Aunque en aquella ocasión, no tenía ninguna “meta” definida en cuanto a los resultados.

Tiempo después, me alejé del mar, y así también del uso regular del agua marina.

Ahora tengo la suerte de nuevo de poder vivir cerca del mar, ¿cómo no aprovecharlo…? Así que hace más o menos seis meses volví a conectar con sus virtudes y la experiencia está siendo espectacular, por que además esta vez SÍ tenía un objetivo concreto: Bajar de peso bebiendo agua de mar.

Te daré 10 razones por las que consumir agua de mar, me está ayudando a bajar de peso. Son más de 6 kilos desde que me lo propuse en serio, hace más o menos 1 mes.

Antes de eso, tomaba agua de mar, por que me sienta muy bien en general. Sin embargo, por motivos emocionales que no vienen al caso, me cargué con 12 kilos de más en poco tiempo, que la verdad… “no eran míos”. Y los muy “pesaos” nunca mejor dicho 😉 , insistían en quedarse por más régimen que hiciera.

¡Ah, noooo! Me niego a vivir a dieta.

Así que, cuando me puse en serio, en mi alimentación hice dos cambios básicos solamente:

– Sustituí el “agua con sal” para cocinar cualquier plato, por agua de mar, en su justa medida

– Sustituí el litro y medio de agua mineral que tomo diariamente, por la mezcla adecuada de agua de mar, a veces combinada con limón.

Estos sencillos cambios hicieron maravillas:

  1. Me sentía saciada más a menudo
  2. Descendieron mis momentos de ansiedad (que me inducían a mal-comer)
  3. Experimenté una limpieza intestinal
  4. Comenecé a perder líquidos retenidos
  5. Desaparecieron los “antojos” de comida basura y la lucha contra ellos
  6. Mejoró el aspecto de mi piel y del cabello (tal vez por la limpieza intestinal)
  7. También han mejorado mis encías, con las que tenía un problemilla puntual 🙁
  8. Me veo mejor
  9. Me siento mejor
  10. Y ha aumentado mi vitalidad (no se si por el agua de mar o por la alegría que sentía por los otros resultados)

Por eso, si necesitas bajar de peso, te recomiendo consumir agua de mar, pues a demás de cuidar de tu salud en general, te ayudará a regular el organismo para que consigas y mantengas tu peso ideal.

Enlaces de interés:

Agua de Mar, fuente de salud natural

Adelgace gratis con AdM

 

Ten en cuenta que si solo trabajas en un frente, los resultados nunca son duraderos, sea lo que sea, hay que tratarlo desde todos los planos: Físico, mental, emocional y espiritual. 

 

¿Te ha gustado el artículo? Pásalo  😉 

Seguro que a algún amigo/a le sirve!!!

Otros usuarios también se interesaron en estos artículos:

Author: Anabel

Terapeuta Holística, escritora, eterna estudiante.

Mi pasión es hacer llegar al mayor número de personas posible, la oportunidad de vivir y morir sanos, satisfechos y realizados, a través de una forma de vida natural, desde la consciencia, desde el conocimiento de uno mismo, de su entorno y de sus posibilidades.

Creo que la prosperidad es holística y que es posible. Y creer es crear.

El Agua de Mar, la Libertad Financiera y la Nueva Medicina Germánica, son ahora mis prioridades.

Anabel
DdC en CuidoDeMi.com

Share This Post On

Deja un comentario

Share This
A %d blogueros les gusta esto: