Cómo relajarte aún cuando estás a punto de explotar

Si estás leyendo esto probablemente eres de los que cree que relajarse en determinadas situaciones es casi imposible. Por lo general, depende de la naturaleza de la persona, pero aquí trataremos de indicarte algunos métodos sencillos que te orientarán sobre cómo relajarte.

1. Controla tu respiración.

Este es el paso más importante que tenemos que controlar. Escucha tu respiración y el latir de tu corazón cuando te encuentras en un momento de tensión o enfado. Toma todo el aire que puedas y exhala lentamente. Cerrando los ojos hará más efecto. Hazlo de forma continua y siente el aire que entra en el interior y  ayuda a que los músculos se relajen.

 

2. Mantén clara tu mente

Mantén fuera los pensamientos negativos cuando sientas tensión. Trata de imaginar algo que te haga feliz. A poder ser algo que incluya a seres humanos, y no a cosas materiales. Esto ayudará a mantener clara tu mente, evidenciar tus prioridades y a alejar las cosas que provocan la ira. Si necesitas ayuda para esto, la hipnósis clínica puede ser una buena opción.

 

3. Distráete.

Esto incluye acciones simples para cambiar tu foco de atención. Cuando te sientas muy tenso intenta cambiar de postura, relaja las manos o mueve tu pelo. Mira unas revistas, lee un libro, ve al baño, sal a correr, date una ducha, pon música y baila o canta a “grito pelao”. Desvía tu atención de la tensión que sientes, hasta que se te olvide incluso de por qué llegó.

 

mirarse-al-espejo4. Habla contigo mismo.

Tener una charla contigo mismo es ideal para relajarte. Analiza el problema frente al espejo. Di en voz alta todo lo que piensas. Aunque si crees que puedes,también puedes llamar o ver a un amigo y hablar con él. Pero solo si crees que puedes hacerlo sin explotar.

 

5. Medita.

Este es el método más poderoso para descubrir cómo relajarte. Siéntate en un lugar al abierto donde puedas tomar aire bien. Trata de relajarte cerrando tus ojos. Medita sobre esas cosas que te molestan, sobre cómo te sientes, sobre qué necesitas para sentirte mejor, y el modo de lograrlo. Si haces esto durante unos 15 minutos cada días, te sentirás renovado, y estarás un pasito más cerca de saber cómo relajarte en las situaciones más difíciles.

 

6. Ho’Oponopono.

Repite esta frase varias veces seguidas: “Divinidad, limpia en mí, cualquier creencia memoria o emoción que esté contribuyendo a esta incómoda (estresante, desagradable, irritante…) situación. Y transfórmala en armonía y tranquilidad. Que así sea desde ya. Lo siento, perdóname, gracias te amo.”

 

Decide tus emociones

 

¿Y tú cómo consigues relajarte? cuéntanos tu truco. Muchos te lo agradecemos.

 

Si te ha gustado, comparte con tus amigos 

flechas-rojas-down-animadas2

Otros usuarios también se interesaron en estos artículos:

Author: Anabel

Terapeuta Holística, escritora, eterna estudiante. Mi pasión es hacer llegar al mayor número de personas posible, la oportunidad de vivir y morir sanos, satisfechos y realizados, a través de una forma de vida natural, desde la consciencia, desde el conocimiento de uno mismo, de su entorno y de sus posibilidades. Creo que la prosperidad es holística y que es posible. Y creer es crear. El Agua de Mar, la Libertad Financiera y la Nueva Medicina Germánica, son ahora mis prioridades. Anabel DdC en CuidoDeMi.com

Share This Post On

Deja un comentario

Share This
A %d blogueros les gusta esto: