¿Qué es una creencia limitante y cómo afecta a tu vida?

¿Te suena esa sensación de desear algo con mucha fuerza en tu vida, pero a la vez sentir que algo te frena y te bloquea continuamente para que no lo consigas?

Si la respuesta es , tengo que contarte que es más que probable que haya una creencia limitante anclada en tu inconsciente y que efectivamente, tal como tú lo sientes, te está boicoteando en tu afán de conseguir aquello que deseas.

 

Pero para poder explicarte un poquito mejor cómo funciona este mecanismo del inconsciente, primero vamos a saber qué es exactamente una CREENCIA.

Una creencia es una idea en la que tú crees lo suficiente como para considerarla una verdad absoluta, estás convencido de que eso es así sin lugar a dudas. En tu inconsciente se han instalado una larga lista de estas creencias que, sin saberlo, están condicionando tu vida a todos los niveles, salud, dinero, relaciones, etc…

 

Una creencia limitante pueden tener varios orígenes:

  • Tu infancia: todo aquello que has oído en tu entorno más cercano de personas que para ti representan autoridad (padres, profesores, hermanos mayores, familiares…) y que tú has creído a pies juntillas. Ya sabemos que de niños somos como esponjas y absorbemos toda esa información que queda grabada a fuego en nuestro inconsciente.
  • Tu período de gestación: Sí, aunque parezca extraño te aseguro que mientras te has ido formando en el vientre de tu madre todas las emociones, pensamientos y vivencias de ella también han ido dando forma a algunas creencias que te acompañarán desde el momento de tu nacimiento.
  • Tu transgeneracional: Toda la información recibida y heredada a través de tu ADN de tus antepasados, de tu clan familiar, va contigo desde el momento de tu concepción.
  • Tu entorno cultural: Cada país, cada sociedad tiene su propio inconsciente colectivo alimentado de ciertas creencias y valores (culturales, religiosos, etc…), que se instalan también en tu inconsciente.
  • Tu propia experiencia: Evidentemente a lo largo de tu vida adulta has ido incorporando otras creencias en base a las experiencias vividas y la información recibida.

De todas estas creencias, también las hay potenciadoras y son aquellas que nos invitan y nos ayudan a avanzar y que hacen que saquemos la mejor versión de nosotros mismos, que nos impulsan a conseguir nuestras metas y objetivos en la vida.

Sin embargo, las creencias limitantes nos paralizan y nos impiden, de manera inconsciente, vivir la vida que realmente deseamos de manera consciente.

 

El Elefante Encadenado

 Cuando yo era chico me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales. También a mí como a otros, después me enteré, me llamaba la atención el elefante. Durante la función, la enorme bestia hacía despliegue de tamaño, peso y fuerza descomunal… pero después de su actuación y hasta un rato antes de volver al escenario, el elefante quedaba sujeto solamente por una cadena que aprisionaba una de sus patas a una pequeña estaca clavada en el suelo.

          Sin embargo, la estaca era solo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en la tierra. Y aunque la cadena era gruesa y poderosa me parecía obvio que ese animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su propia fuerza, podría, con facilidad, arrancar la estaca y huir. El misterio es evidente: ¿Qué lo mantiene entonces? ¿Por qué no huye?

          Cuando tenía cinco o seis años yo todavía confiaba en la sabiduría de los grandes. Pregunté entonces a algún maestro, a algún padre, o a algún tío por el misterio del elefante. Alguno de ellos me explicó que el elefante no escapaba porque estaba amaestrado. Hice entonces la pregunta obvia:

– Si esta amaestrado, ¿por que lo encadenan? – No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente.

          Con el tiempo me olvide del misterio del elefante y la estaca… y sólo lo recordaba cuando me encontraba con otros que también se habían hecho la misma pregunta. Hace algunos años descubrí que por suerte para mí alguien había sido lo bastante sabio como para encontrar la respuesta: El elefante del circo no escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde que era muy, muy pequeño.

          Cerré los ojos y me imaginé al pequeño recién nacido sujeto a la estaca. Estoy seguro de que en aquel momento el elefantito empujó, tiró y sudó, tratando de soltarse. Y a pesar de todo su esfuerzo, no pudo. La estaca era ciertamente muy fuerte para él. Juraría que se durmió agotado y que al día siguiente volvió a probar, y también al otro y al que le seguía… Hasta que un día, un terrible día para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino.

          Este elefante enorme y poderoso, que vemos en el circo, no escapa porque cree -pobre- que NO PUEDE. Él tiene registro y recuerdo de su impotencia, de aquella impotencia que sintió poco después de nacer. Y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese registro. Jamás… jamás… intentó poner a prueba su fuerza otra vez…

 

Autor: JORGE BUCAYCuentos para pensar.

Un cuento muy ilustrador ¿verdad?

Y ahora te preguntarás, ¿entonces eso significa que nunca conseguiré mis sueños porque algo que no puedo controlar está condicionando mi vida?

Aquí viene la buena noticia… ¡tú puedes cambiar esas creencias limitantes!

El cerebro es plástico por lo que utilizando diversas técnicas puedes sustituir esas creencias por otras que te ayuden a avanzar hacia la consecución de tus metas creando así nuevas conexiones neuronales en tu mente.

Y ahora te propongo que hagas un ejercicio:

Coge bolígrafo y papel y haz una lista de creencias que identifiques sobre varios aspectos de tu vida (te doy algunos ejemplos para que te resulte más fácil):

  • DINERO : el dinero es malo, el dinero cambia a las personas, el dinero solo se consigue trabajando duro…
  • AMOR : todos los hombres/mujeres son iguales, mejor solo que mal acompañado, siempre te van a traicionar…
  • SALUD : es cosa de la edad, en mi familia esto es así, de viejos enfermamos…

Y así con todos los temas que te preocupen y se te ocurran….

Te invito a seguirnos en Cuidodemi.com, tenemos para ti un interesante regalo de bienvenida y en próximos artículos descubrirás algunas técnicas que te ayudarán a hacer posible ese cambio de creencias.

Gema y el equipo de Cuido De Mí, te desean Salud y Éxito.

 

 

Si te ha gustado, comparte con tus amigos,

seguro que conoces a alguno puede ayudarle esta información 

Otros usuarios también se interesaron en estos artículos:

Author: Gema Brun

De mente inquieta y desde siempre interesada en el estudio de las claves del comportamiento humano y el crecimiento personal, mi carrera profesional se desarrolla como Acompañante en Bioneuroemocion, estudios que he realizado en el Enric Corbera Institute. Además, durante los últimos años he cursado un posgrado en Coaching y PNL , he asistido a varios cursos de Mindfulness y Compasión y he realizado un Master en Inteligencia Emocional, ampliando de esta manera mis conocimientos en estos ámbitos. Mi principal motivación es acompañar a las personas en ese viaje al interior de sí mismas, a lo largo del cual podrán descubrir las claves emocionales que condicionan su vida, encontrar las herramientas y recursos para transcender esa información y conseguir un cambio de paradigmas.

Share This Post On

2 Comentarios

  1. Me ha gustado muchísimo este post, está super bien explicado y no somos conscientes de lo realmente limitantes que pueden llegar a ser nuestras creencias.

    Enviar comentario
    • Así es Lucy, la buena noticia es que podemos identificarlas y sustituirlas por otras creencias potenciadoras.
      ¡Muchas gracias por tu comentario! 😊

      Enviar comentario

Deja un comentario

Share This
A %d blogueros les gusta esto: