Cómo hackear tus programas mentales

Ya hemos hablado en varias ocasiones de cómo nuestro inconsciente individual está cargadito de creencias que no hemos elegido, y que nos condicionan en nuestra vida diaria.

Muchas de ellas pertenecen al inconsciente familiar, el cual pretende asegurar la continuidad del clan, actuando como un mecanismo de defensa ante ciertas situaciones que han quedado grabadas como peligrosas o nocivas.

Estas situaciones han sido seleccionadas a partir de las experiencias vividas por cada miembro del clan familiar que han provocado un conflicto emocional (situación de estrés) de mayor o menor intensidad.

Esta es la explicación de que nuestro cuerpo pueda mostrar ciertas reacciones biológicas ante situaciones a las que nunca ha estado expuesto, como consecuencia de la memoria familiar.

El inconsciente familiar actúa de este modo porque pretende buscar la coherencia entre las creencias y el comportamiento, como una forma de adaptación al entorno. Busca, por lo tanto, la coherencia entre lo que pensamos, lo que decimos y lo que hacemos.

Por eso es tan importante buscar en nuestro árbol genealógico y tomar conciencia de tales conflictos familiares, para poder desprogramar ciertos programas mentales que hacen que se repitan situaciones similares que no nos gustan o que nos perjudican en nuestra vida.

Te compartimos un vídeo donde, la especialista en Bioneuroemoción Rosa Rubio, nos explica de una manera muy sencilla cómo funcionan estos programas.

 

Estos patrones de comportamiento que heredamos son como un guión de vida que incluye cláusulas con compromisos necesarios para la supervivencia en nuestro entorno.

Pero de adultos, podemos reeditar ese guion para adaptarlo a lo que somos y para que funcione en nuestras relaciones del presente, consiguiendo así vivir la vida que realmente queremos y merecemos.

Te dejamos ahora un Ejercicio para poder liberar esa carga transgeneracional*:

-Cierra tus ojos y visualiza en la pantalla de tu imaginación una habitación pintada y decorada a tu gusto con asientos cómodos colocados de la forma que consideres más adecuada y cómoda para conversar.

-Acomódate en uno de ellos y siente tu cuerpo y las sensaciones de ese lugar.

-Recibe a tu padre y a tu madre (estén vivos o no) e invítalos a tomar asiento. Si consideras que hay otros miembros del árbol familiar que deban acudir al encuentro, hazlos aparecer en la escena.

– Agradece de que estén ahí y diles que les convocaste para devolverles lo que no es tuyo y les pertenece.

Puedes visualizar a tus padres y otros ancestros con una gran cesta en la que vas depositando cada devolución en forma de paquete de diferentes tamaños y colores.

Siente, libérate y pronuncia:

-Os devuelvo la responsabilidad de vuestra felicidad. De pequeño me creí poderoso, pensando que siendo de alguna forma o haciendo tal o cual cosa seríais más felices. Ahora sé que no depende de mí. Que es responsabilidad vuestra.

-Os devuelvo el poder de sanar vuestras heridas. De adulto entendí que nadie se sana si no es por un trabajo personal profundo.

-Os devuelvo las creencias limitantes que pusieron freno a vuestra evolución. Yo me quedo con el permiso a desarrollarme plenamente en mis relaciones, mi profesión, mi prosperidad económica y creativa.

-Os devuelvo las armaduras que pusisteis sobre mi corazón para protegerlo de heridas, pero que también me han impedido dar y recibir todo el amor que yo y los que me rodean hoy nos merecemos.

-Os devuelvo vuestros miedos, vuestras fobias, vuestros proyectos frustrados, vuestros monstruos y fantasmas.

-Haced con todo esto lo que queráis, quizá lo devolváis a nuestros ancestros, quizás los arrojéis al fuego… es vuestro.

Termina el ejercicio volviendo a agradecerles su presencia a todos los asistentes, y sobre todo, haber servido de canal para tu llegada al mundo. Observa cómo se llevan todo lo que les devolviste y se van marchando. Imprégnate de una agradable sensación de ligereza y liberación.

Cuando quieras y estés preparado, abre los ojos y estira tus músculos antes de levantarte y seguir con tu día.

*Ejercicio extraído de la web Plano sin fin

Te dejamos también estos otros enlaces de Cuido de Mí que pueden interesarte:

Transgeneracional: Los programas heredados que condicionan nuestra vida

Cómo identificar tus patrones mentales

Si te ha gustado y te ha sido útil este artículo, no dudes en compartirlo para que pueda ayudar a más personas 😉

Gema y el equipo de CuidoDeMi te desean Salud y Éxito

Comparte!

Author: Gema Brun

De mente inquieta y desde siempre interesada en el estudio de las claves del comportamiento humano y el crecimiento personal, mi carrera profesional se desarrolla como Acompañante en Bioneuroemocion, estudios que he realizado en el Enric Corbera Institute. Además, durante los últimos años he cursado un posgrado en Coaching y PNL , he asistido a varios cursos de Mindfulness y Compasión y he realizado un Master en Inteligencia Emocional, ampliando de esta manera mis conocimientos en estos ámbitos. Mi principal motivación es acompañar a las personas en ese viaje al interior de sí mismas, a lo largo del cual podrán descubrir las claves emocionales que condicionan su vida, encontrar las herramientas y recursos para transcender esa información y conseguir un cambio de paradigmas.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares
A %d blogueros les gusta esto:
Malcare WordPress Security