Ejercicio de PNL para cambiar tus creencias

Ya hemos hablado muchas veces sobre qué son las creencias, cómo se forman y cómo condicionan tu día a día.

Vamos a recordar de todas formas qué es una creencia:

Una creencia es una idea en la que tú crees lo suficiente

como para considerarla una verdad absoluta

Es cierto que algunas de ellas son positivas ya que te ayudan y te impulsan. Pero una gran parte te están boicoteando sin que tú te des cuenta, ya que están arraigadas en tu inconsciente.

Tú no eres culpable de esas creencias puesto que no las elegiste, pero sí eres el único RESPONSABLE de hacer algo por cambiar aquellas que te están limitando en tu vida e impidiendo que seas feliz.

Evidentemente, es imposible hacer algo así de un día para otro, ya que que algunas de ellas llevan toda la vida contigo, pero sí puedes usar herramientas y técnicas para iniciar ese proceso de cambio.

Hoy te proponemos este ejercicio de PNL (Programación NeuroLingüística) para comenzar.

Vamos con el ejercicio:

Transcripción

Ponte cómodo, espalda recta, cierra los ojos y toma dos respiraciones profundas.

Identifica una creencia que tengas arraigada, que sientes que te está perjudicando y que te gustaría cambiar.

Algo en lo que crees que no eres bueno, que no tienes habilidades, que no te mereces…y que quieras cambiar para mejorar.

Ejemplo: “No valgo para hablar delante de la gente”.

Elige un momento en el que sientas manifestada esa creencia, localiza en tu pasado una situación en la que sentiste esa sensación negativa de no tener talento para algo, de no merecer algo, de no servir para algo.

Imagina que estás en una habitación bien iluminada, amplia, a temperatura perfecta, te sientes bien…

Te fijas y ves delante de ti, dibujados en el suelo, dos círculos.

Al lado izquierdo hay un círculo de color azul y a la derecha un círculo de color rojo.

Fíjate en el círculo rojo y, desde el lugar donde estás, proyecta ese momento en el que se manifestó esa creencia que vas a trabajar hoy. Estás viendo en ese círculo rojo esa situación en la que te sentiste mal, lo ves como una película en la que tú eres el protagonista.

Te das cuenta perfectamente de lo que ves, de quien está contigo, de los objetos que hay, oyes los sonidos, las voces, tu voz, cómo te expresas, qué te dices a ti misma, sientes los olores que hay alrededor, ves las luces, si es de día o de noche…recuerdas cómo te sientes en ese momento, cómo te encuentras….

Eso es.

Ahora te voy a pedir que des un paso hacia adelante, hacia tu derecha y te coloques de pie en el círculo rojo.

Ahora que estás dentro del círculo viviendo en primera persona la película, yo te voy a hacer dos preguntas y tú contestarás internamente:

SÍ, ESTOY DE ACUERDO

La primera: ¿estás de acuerdo en vivir este evento por última vez?

SÍ, ESTOY DE ACUERDO

Desde dentro del círculo rojo aceptas que viviste esa situación, que no puedes cambiarla, pero vista desde ahora sabes que ese momento es el pasado y aceptas vivir ese momento por última vez.

Y ahora te pregunto: ¿aceptas sentirte así por última vez?

SÍ, ESTOY DE ACUERDO

Estás de acuerdo en no sentirte nunca más como te estás sintiendo en ese círculo rojo.

Ahora que estás de acuerdo conmigo, sal del círculo rojo, da un paso hacia atrás volviendo a tu lugar y deja allí todas esas emociones negativas, todos esos sentimientos negativos que ya has decidido no volver a vivir más.

Vuelve a tu posición original y vuelves a tener delante de ti los dos círculos, el azul a tu izquierda y el rojo a tu derecha.

Y desde tu presente, vuelves a ver en el círculo rojo esa situación, te ves a ti en ese momento. Ahora te voy a pedir que identifiques qué recurso te habría hecho falta para que esa situación hubiera sido distinta: paciencia, coraje, valentía, confianza, seguridad, tolerancia…

¿Qué recurso no tuviste que si hubieras tenido habría evitado que vivieras esa situación con esas emociones negativas?

Ahora que ya tienes ese recurso, trata de encontrar un momento en tu vida en el que sí hayas tenido ese recurso que te faltó en esa otra situación que estás trabajando hoy.

Ahora, vuelve a inspirar y proyecta con tu mente en el círculo azul ese momento de tu vida en el que sí tuviste ese recurso, revive esa situación como si fuera ahora mismo.

Dónde estabas, con quién estabas, qué decías, qué te decían, los sonidos, los colores, los olores, la luz, si era de día o de noche, cuál era tu dialogo interno…

La estás viendo desde fuera como si fuera una película.

Ahora, da un paso hacia adelante y hacia la izquierda entrando en el círculo azul, y vive en primera persona cómo fue disfrutar de ese momento, revive la sensación y cómo se siente al tener ese recurso, recuerda lo agradable que es tener esa seguridad, o esa confianza, o esa valentía…

Cómo era tu actitud, tu mirada, tu posición corporal….

Ese recurso tú ya lo tienes porque estuvo allí contigo en esa situación.

Y ahora, imagina cómo todo lo que rodea ese momento con ese recurso se llena de color azul.

Y ahora, me sientes a mí a tu lado y toco tu hombro, siente mi mano tocando tu hombro.

Y con esa sensación de mi mano en tu hombro, sales del círculo azul y te acercas al círculo rojo y entras en él.

Eso es, muy bien.

Y ahora, quiero que vivas de nuevo aquella experiencia negativa con el recurso que has traído del círculo azul, tú te sientes azul, revive cómo sería esa situación negativa con el recurso azul.

Fíjate en lo que cambia. Fíjate en cómo se siente al experimentar esa situación impregnada totalmente de color azul.

Muy bien.

Ahora, sal del círculo rojo que ahora es prácticamente azul por el recurso que llevaste, y vuelve a tu posición inicial.

Observa desde fuera cómo te ves ahora en el círculo rojo con el recurso azul.

Ahora tienes ese recurso, disfruta de ese momento en el que sabes que dispones de ese recurso que está ahí para utilizarlo cuando quieras. Ya has visto que lo tienes, es tuyo, está en ti. Solo tienes que rescatarlo y utilizarlo cuando lo necesites.

Cuando sientas que has terminado, puedes abrir los ojos.

¿Qué te ha parecido la práctica? ¡Esperamos tus comentarios!

Y si te ha servido este artículo compártelo para que sea de utilidad a otras personas 😉

Gema y el equipo de CuidoDeMi te desean Salud y Éxito

Comparte!

Author: Gema Brun

De mente inquieta y desde siempre interesada en el estudio de las claves del comportamiento humano y el crecimiento personal, mi carrera profesional se desarrolla como Acompañante en Bioneuroemocion, estudios que he realizado en el Enric Corbera Institute. Además, durante los últimos años he cursado un posgrado en Coaching y PNL , he asistido a varios cursos de Mindfulness y Compasión y he realizado un Master en Inteligencia Emocional, ampliando de esta manera mis conocimientos en estos ámbitos. Mi principal motivación es acompañar a las personas en ese viaje al interior de sí mismas, a lo largo del cual podrán descubrir las claves emocionales que condicionan su vida, encontrar las herramientas y recursos para transcender esa información y conseguir un cambio de paradigmas.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares
A %d blogueros les gusta esto:
Malcare WordPress Security