Incurable, crónico, hereditario: Tres mentiras

¿Sabías que NADA es incurable, crónico o hereditario?

Sé que esto te puede hacer sentir incómodo, yo me sentí así la primera vez que lo escuché, sin embargo, tanto me intrigó que investigué… y me convencí de que los diagnósticos “incurable” “crónico” “hereditario”, no existen, aunque te los diga la persona más cualificada y para ti de confianza. Te lo cuento:

Esto es incurable…

Cuando hoy en día alguien te dice “Esto es incurable” para ser justo debería decir, “yo no sé de qué manera podría curarte”. Esa es la verdad. Es lo único que cualquiera podría afirmar, por más estudios, conocimiento, experiencia o diplomas que tenga.

“Yo no sé cómo hacerlo”.

Porque asumir que como yo no sé la respuesta, la respuesta no existe… es mucho asumir. ¿No te parece?

 

“Enfermedad Crónica”

Asume más o menos lo mismo.  “Cómo yo no sé que más hacer, ni sé dónde buscar soluciones… te quedas con ella para siempre, y para justificar mi intervención te receto algo para el camino”.

El caso es que muchas veces las soluciones sí están, y muchos no las buscan ni tienen ganas de encontrarlas y los síntomas son frecuentemente “cronificados” por la misma medicación que tomamos para remediarlos.

Otra forma de “cronificar”  los síntomas, es la repetición de los hábitos que los crean.

 

Y ahora “hereditario”

Otra mentira dañina, muy dañina, quizá la más dañina, porque ya asumes desde que tienes uso de razón que, según las enfermedades que hayan tenido tus padres, abuelos, tíos, y otros consanguíneos, esas son las papeletas que llevas en la lotería de las enfermedades hereditarias.

Esto ya está ampliamente demostrado que es genéticamente imposible.

Las “enfermedades” no se heredan, lo que realmente se heredan son los hábitos, las creencias, los paradigmas, el entorno, los conflictos…

El Dr. Ryke Geer Hamer, descubridor de la Nueva Medicina Germánica, demuestra sin lugar a dudas en sus estudios, que…

…la hipótesis del origen genético de las enfermedades es errónea.

Las enfermedades que cada uno experimenta, las ha creado su propio organismo como una respuesta biológica a un conflicto real, propio, único y exclusivo del individuo, en unas condiciones muy específicas.

Es biológicamente imposible heredar una enfermedad. Ni una determinada niñez, juventud o vejez.

Y te preguntarás… ¿Y por qué ocurre en tantas y tantas ocasiones?

Porque te lo crees.

Porque se lo creen las personas que nos educan, que nos enseñan, las que nos cuidan, las que nos influyen… y nosotros nos lo creemos también

Y creer es crear.

Y de una manera u otra acabas creando las situaciones que provocan los conflictos que te llevan a los síntomas. Es un proceso de lo más natural.

 

Si quieres saber más sobre este interesante tema, puedes acceder a nuestro webinario online desde aquí estará en linea solo 48h más:

“Descubre cómo recuperar tu salud en 60 minutos”

 

 

Comparte!

Author: Anabel

Promotora de Salud Holística, coach, emprendedora, escritora, eterna estudiante........ Mi pasión es hacer llegar al mayor número de personas posible, la oportunidad de vivir y morir sanos, satisfechos y realizados, a través de una forma de vida natural, desde la consciencia, desde el conocimiento de uno mismo, de su entorno y de sus posibilidades......... Creo que la prosperidad es holística y que es posible. Y creer es crear............. En el Coaching y la PNL he encontrado herramientas muy valiosas y eficaces para la transformación personal, y empezando por mí, he descubierto el valor de servir y apoyar a quienes conscientemente desean transformar su vida y disfrutar lo que le queda............ En CuidoDeMí nuestro enfoque está puesto en la salud, porque creemos que es la base de una prosperidad holística.............. Personalmente, la Cultura de la Salud, la Misión de Vida y la Prosperidad Financiera, son ahora prioridades para mí............ Anabel - DdC en CuidoDeMi.com

Share This Post On

2 Comments

  1. Exactamente, tal como lo describes, la medicina es un gran negocio entre médicos y laboratorios para crear “círculos viciosos” dentro de nuestros cuerpos, el medicamento “que cura” o que maneja los síntomas por cierto tiempo, al quedarse circulando en la sangre -porque no nos engañemos, jamás el cuerpo elimina todo el resto de los medicamentos, algunos elementos quedan circulando en nuestra sangre afectando otros órganos- se convierten en generadores de la misma enfermedad haciéndola crónica, o generan otro tipo de dolencias que a mediano plazo, hará que visites nuevamente al médico.

    No hay mejor medicina que estar en paz contigo mismo y con los demás, procurar vivir en un entorno saludable tanto física como emocionalmente y procurar que los problemas ajenos no te afecten; y lo que es más importante, trabajar en tu bienestar espiritual eliminando la falta de perdón de tu vida, no hay mejor medicina que resolver los conflictos del pasado y del presente, y pedir perdón y perdonar a nuestros semejantes.

    El perdón es la mejor medicina para quien lo entrega, es el mejor bálsamo para las heridas del alma, y finalmente, debemos vivir en el presente, gozando de todo lo bueno que Dios nos da cada día porque vivir en el pasado o con los recuerdos del pasado es morir en vida.

    Post a Reply
    • Bienvenida y muchas gracias por tu comentario Gaby

      Salud y Éxito

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares
A %d blogueros les gusta esto:
Malcare WordPress Security